A todo el personal de Casa Sendra

Por: Jose María Sánchez de Ocaña.

Apreciados Sres.:

Recibimos ayer con sorpresa y tristeza la noticia del próximo cese de actividades de Casa Sendra. Esta es una pérdida que trasciende el terreno profesional. Algunos de nosotros viajábamos a Vic con nuestros padres para comprar salchichón Sendra y seguimos a día de hoy celebrando el empezar un salchichón Sendra y compartirlo con los nuestros como un acontecimiento que tiene algo especial. Por este motivo, y por lo difícil que resulta actualmente encontrar empresas de alimentación tan preocupadas por la calidad de su producto, el cierre de Casa Sendra supone una triste pérdida personal, íntima, cultural.

Desde que vendimos el primer salchichón Sendra el 9 de diciembre de 2006, hemos servido a día de hoy 1151 piezas de Casa Sendra (entre salchichón cular, semicular y somalla) en un total de 23 países: España, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Rumanía, Austria, Finlandia, Hungría, Bélgica, Mónaco, Irlanda, Suecia, Holanda, Lituania, Eslovenia, Bulgaria, Estonia, Luxemburgo, Eslovaquia, Dinamarca, Chipre y República Checa.

Desde IberGour les trasladamos nuestro más sincero agradecimiento tanto por la profesionalidad de su servicio como por la calidad de sus productos a lo largo de todos estos años de colaboración, y les deseamos lo mejor en el futuro.

Atentamente,

Miquel Nieto
Jose María Sánchez de Ocaña
Mònica Puertas
Isabel Moreno

Pau Arboix en su tienda de Vic

Pau Arboix, propietario de Casa Sendra, en su tienda de Vic.

Longanizas y sumallas Casa Sendra

Sumallas y salchichones Casa Sendra.

Loncheando un salchichón Sendra

La mejor carne, pimienta y sal son los únicos ingredientes del salchichón Sendra.

Canelones y Codillo de Jabugo

Por: Miquel Nieto Gallardo.

No todas las patas de cerdo ibérico terminan colgadas en un secadero. Algunas van directas del matadero a la cocina. Los restauradores han descubierto una carne sabrosa, tierna y a un precio muy competitivo, gracias a que muchos productores prefieren vender buena parte de la carne en fresco para recuperar la inversión lo antes posible, reduciendo la producción de jamones curados y embutidos.

José Andrés ofrece en su restaurante Jaleo un Solomillo de Ibérico de Bellota con Manzanas, el Secreto Ibérico con Pan con Tomate y Salsa Verde, la Presa Ibérica de Bellota e incluso unas mini hamburguesas. El Tickets de Albert Adrià tiene, además de jamón Joselito, Salchichas de Secreto Ibérico. Pero no hace falta ir a un restaurante con estrellas Michelin para degustar la carne de ibérico. Yo me comí este fantástico Codillo de Jabugo de menú en El Racó d’en Bauti:

Codillo de Jabugo al horno, con patatas

Codillo de Jabugo al horno, con patatas y salsa.

Pero todavía estaba mejor este original arroz caldoso con costillas de cerdo ibérico, gambas, escamarlanes y navajas que nos sirvieron en La Perla, en el Poble-sec de Barcelona:

Arroz caldoso con costillas de ibérico y escamarlanes

De los mejores arroces caldosos que se pueden comer en Barcelona. Repetimos 2 veces cada uno.

Por cierto, ¿alguien se ha preguntado alguna vez cómo se aprovecha la carne de los jamones y paletillas que queda más pegada al hueso? Es una carne de sabor intenso y más salada que el resto, que en muchas charcuterías venden hecha picadillo porque es bastante fibrosa y de mal masticar. Pero una vez hecha a trozos muy pequeños es ideal para dar más sabor a las croquetas, los canelones, las tortillas y los bocadillos.

Canelones de carne

Canelones de mamá, con carnes variadas y picadillo de jamón de bellota, regados con un excelente vino ampurdanés.